Intuiciones

  • dani
  • septiembre 17, 2017

La sociedad está basada sobre la mente racional y todo lo que hacemos sigue los pensamientos racionales. Siempre buscamos una explicación científica a todo lo que pasa, y si es algo raro que la ciencia no pueda explicar entonces nos quedamos en duda.
Cuando venimos al mundo hay una parte de Conciencia que tiene que elegir lo que vamos a hacer en esta vida y la parte de la mente que es su servidor que ejecuta para llegar a la meta. Lo que ha pasado es que el servidor ha tomado el mando y decidimos con la mente y la racionalidad y callamos constantemente nuestra conciencia. En el proceso de coaching lo que se hace es despertar esa conciencia y regresar a escuchar nuestro interior.

Está empezando una revolución, porque estamos viviendo en una época donde crece la intuición, empezamos a darnos cuenta que tenemos dones y no aceptamos más que algo de fuera nos condicione. Es una R-Evolución, evolucionamos hacia una manera de vivir la vida más conforme a nuestra manera de Ser. Ya hemos visto que la razón no nos lleva a ningún lado, nos deja un vacío enorme por dentro. Hemos entendido que tenemos que buscar la llave en otros lugares que no sean la mente y la razón.
Por eso es buen ejercicio cada día tomarse un tiempo para escuchar esa vocecita que tenemos dentro y que nos guía hacia dónde ir. Estar en el ruido para que ella se calle es algo que va en nuestra contra. Porque la intuición nos trae solo lo mejor para nuestra experiencia.

Si estás en esta búsqueda bienvenidos en la nueva Era, la Era de la Intuición.

Y tú ¿cómo estás viviendo esta nueva Era? ¿Qué has aprendido de tu escucha? ¿Cómo la llevas? ¿Cuánto te ha servido hasta ahora? Gracias por compartir tus pensamientos. Es algo que valoro mucho por un crecimiento conjunto.

Seguir tus sueños

  • dani
  • septiembre 17, 2017

Siempre me hacen la pregunta sobre ¿cómo podemos identificar nuestros sueños? ¿Hay una manera para conseguirlos? ¿Cuál es?

Para empezar tenemos que aclararnos sobre cuál es el sueño que deseamos realizar.
¿Estamos seguros que de verdad es lo que queremos desde el corazón y no desde la mente? Por eso es importante contestar a algunas preguntas.
¿Qué es un sueño para mí? ¿Qué sentido tiene en mi vida diaria?
Si realizo ese sueño ¿cómo va a cambiar mi vida?
Y si no se realiza ¿qué va a pasar?
¿Es coherente con mis valores? ¿Su realización afecta a alguien más?

Lo bueno de los sueños es la fuerza que está detrás. Son como motores de energía que te empujan a luchar y a ir adelante para conseguir la meta y pase lo que pase están allí cargándote.
Si piensas que no eres capaz, que es difícil, que es demasiado grande para ti por cierto lo será porque tú creas tu realidad. Piensa que el solo hecho de concebirlo y de verte haciéndolo es suficiente para atreverte a realizarlo, porque de manera contraria ni serías capaz de concebirlo.
Ve tomando decisiones que te van acercando hacia ello. No hace falta crear escusas y escasez, porque antes o después llegará el momento en el que tendrás que mirar la realidad y si no es la que te mereces, eso te va a crear infelicidad con la cual no podrás, así que ponte las pilas y hazlo ya.
Cuando estás centrado en tu sueño todo se te va a proporcionar: abundancia interior, financiera, entorno favorable porque estás conectado perfectamente y no tienes miedo, dudas, o necesidades si no lo de estar en el Ser. Así que haz el esfuerzo de una vez para gozar de plenitud para siempre y olvídate de quejas, excusas y deberes porque hemos venido aquí para pasárnoslo bien y para disfrutar, no para sufrir.
Elige tu sueño, dale color, sabores, detalles, como si se hubiera realizado ya, para sentir las sensaciones que su realización te va a proporcionar.
Una vez que tengas las ideas claras, hazte un plan, también detallado, con acciones y fechas, actúa en consonancia, mide tus resultados y revísalos hasta conseguir lo que de verdad quieres para tu vida. Está bien que cuando avanzamos vamos descubriendo que algo puede cambiar en nuestra visión de nuestro sueño así que tenemos que ser también flexibles y permitirnos cambiar de opinión, conforme tengamos más claridad.
Además de eso tienes que tener presente 3 ingredientes fundamentales: intención, foco y compromiso. Son muy importantes para que tu sueño pueda tener éxito.
Magdan siempre me dicia que “es importante disfrutar durante el recorrido. No pensar que hasta que el sueño no sea realidad tenemos que sufrir”. En realidad el secreto está justo en disfrutar en el camino de esta ilusión, porque cuando se realiza el sueño dará espacio a otro para que siempre vivamos en esta gana de crecer y realizar metas.
El secreto del sueño está en la pasión que hay detrás. Date cuenta de eso y disfrútala porque luego sabrás que el sueño en si no te llena tanto cuanto los esfuerzos que has tenido que hacer para llegar hacia allí. La belleza está en el recorrido. ¿Y tú? ¿Qué haces para realizar tus sueños? ¿Cuál es tu experiencia? Estoy muy emocionado de escucharla.

Facebook
Instagram
LinkedIn
Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola