Inicio
Dani_Di_Maggio_Universos_Paralelos

Vivir en universos paralelos

  • dani
  • septiembre 20, 2018

Hoy en día vivimos muy de prisa y nos falta tiempo de parar a reflexionar, mirarnos, cuidarnos y querernos. Vivimos una vida de incertidumbres donde todo parece dejado a la casualidad y nunca tenemos esta certidumbre de sentirnos seguros de que estamos actuando bien. Eso es porque existen mil posibilidades de vivir la vida, de actuar. Hace muchos años todo era diferente, no había aparentemente todas las posibilidades de hoy. Se trabajaba, casaba, se formaba una familia y con sacrificios se compraba una casa donde vivir y tal vez una por cada hijo que se tenía. Se viajaba poco. No se solía desplazar o elegir otra ciudad donde vivir. Todas las posibilidades eran restringidas y, al mismo tiempo, había mucha menos presión. Se aceptaba la realidad presente sin muchas preguntas de manera humilde y reseñada.

Hoy las posibilidades son infinitas. Puedes ir a estudiar en múltiples ciudades y puedes elegir el lugar donde irte a trabajar. Viajar no es un lujo, ahora todos podemos permitirnos ver más que el pueblo donde nacimos. Podemos especializarnos en múltiples actividades, dedicarnos a varios hobbies. Todo esto, de un lado es maravilloso porque te abre a infinitas posibilidades, del otro es frustrante porque conlleva esa duda de cuál es la correcta actividad, ciudad, personas a elegir. También el tema pareja es diferente respecto al pasado. Antes ni podías elegir porque tu familia decidía por ti. Hoy puedes cambiar y siempre que encuentras una persona que parece gustarte, te preguntas si no es mejor esperar la próxima pareja, tal vez vaya mejor, tanta es la posibilidad de hoy en día.

Pero me iba preguntando sobre cuántas son estas posibilidades que tenemos y si hay una manera de encontrar la correcta. Así que me puse a leer y descubrí que existen infinitos mundos paralelos. Eso significa que cada posibilidad que tenemos a nuestro alcance, ya existe, y que podemos vivirla. A nosotros nos queda la opción de vivir la que queremos. Nada impide que si quiero trasladarme a otra realidad de un Yo que vive otra vida en un mundo paralelo no pueda hacerlo. Es como la película “Sliding doors” donde hay varias posibilidades y cada una llega a otra y se encadenan entre sí. Estemos donde estemos podemos hacer un switch y trasladarnos a esa otra dimensión y dejar otro nuestro Yo vivir esta posibilidad.

He aprendido que nada se crea, todo existe ya. Solo tenemos que manifestarlo. Eso puede aparecer asombroso de un lado y fascinante y reconfortante del otro lado, porque significa que nunca fallamos o que sí, si pensamos que hemos hecho algo incorrecto podemos arreglarlo en cualquier momento. Obviamente hay que tener un pensamiento muy abierto y abrirse a las infinitas posibilidades. Es como hablar a un niño de un teorema de física. Hay que, poco a poco, entrar en esta manera de pensar y de cambiar el chip para que esto pueda averiguarse. La cosa que más me gustó de todo esto, es que no existe el fallo, el fracasar. Todas las posibilidades tienen su sentido, por bien o mal que puedan parecer. Esto nos permitiría de ser más atrevidos. De dejar a parte nuestros miedos y seguir adelante.

Sería como vivir de manera más consciente y considerar con una clara visualización cuál sería la vida que me gustaría vivir, buscarla en el mundo paralelo donde la estoy viviendo y trasladarme con mi espíritu hacia esa dimensión. ¿Cómo hacerlo? Ejercicio, ejercicio, ejercicio. ¿Y qué más? Fe, fe, fe. Sin Fe no hay nada a lograr. Es cuestión de creer para ver, el nuevo paradigma de la nueva dimensión. De mi lado, me encanta y fascina esta idea y desde que la aplico a mi vida, me pasan cosas maravillosas. La vida es como un jardín: si plantas envidias, eso crecerá; si plantas sueños, eso tendrás; si plantas amor, más grande será.

Coaching integrado a través de los chakras

  • dani
  • julio 4, 2018

¿Tienes miedo a descubrir quién eres, inseguridad en algunas relaciones, creencias limitantes e incapacidad de conexión contigo mismo?

Quiero revelarte como una intuición sobre los 7 chakras dio la vuelta a mi vida.

Coaching_Integrado_7_chakras

¿Has vivido momentos en los cuales tienes la sensación de que no vas hacia ningún lugar? ¿Has tenido pensamientos que te frenan a hacer lo que más te gusta? ¿Has deseado tener más confianza en ti para saber que estás tomando la mejor decisión?

Muy probablemente mi historia personal es muy parecida a la tuya. Sentía que estaba viviendo una vida que no era plena y me sentía atascado sin poder ir adelante. Eso me pasó cuando había ganado mis sueños de trabajar en una empresa multinacional, tener un buen sueldo, viajar, tener buenas amistades, conocer gente muy interesante pero algo me faltaba. Tal vez cuando nos falta algo específico y claro en nuestra vida, como un trabajo que nos guste o un coche, por ejemplo, nos enfocamos en eso y justificamos nuestra falta de felicidad a ese factor.

Pero cuando lo logramos todo y todavía tenemos algo que no nos hacen sentir plenos, allí hay algo que no fluye. Me di cuenta que todavía tenía miedos en mi vida, miedo a preguntarme cuál era el sentido de mi vida, que estuviera actuando un papel que no era el que yo deseaba y que era el fruto de lo que la sociedad se podía esperar de mí, miedo a darme cuenta que todo lo que había construido con sacrificio, dejando mi tierra, aventurándome en ciudades desconocidas, fuese algo que no me llevaba a ningún sitio. Ese miedo a veces se reflejaba en mis relaciones y me impedían expresarme plenamente. Sentía una falta de un poder interior que podía asegurarme que estaba dando lo mejor de mí. Descubrí creencias ancladas y limitantes, que me impedían pensar que podía ser más de lo que estaba expresando en ese momento. Sentía incapacidad para expresarme, dar voz a mi creatividad y mi intuición y estar conectado con mi Yo Superior que es sabio y sabe lo que es lo mejor para cada uno de nosotros.

Todo eso me llevó a leer mucho, a formarme y pasar horas en meditación para lograr la manera de salir de este bucle y realizar mi sueño que todavía no tenía claro. Todos los deseos terrenales los había satisfecho, pero allí no estaba mi plenitud, mi felicidad. Así que, durante una meditación en frente al mar de la playa de San Sebastián me salió una intuición: la llave estaba dentro de mi. Tenía que hacer un viaje interior. Las llaves estaban escondidas a lo largo de mi cuerpo y eran vórtices de energía que todos conocemos: los chakras. Como desde siempre me había apasionado el yoga y la cultura oriental, empecé a profundizar sobre este tema y descubrí que efectivamente allí estaba la llave de todo lo que estaba buscando. Seguí formándome, desarrolle mi intuición y mi conexión con la sabiduría universal y el resultado fue lo que ahora he llamado Coaching Integrado.

¿Y qué tipo de trabajo he tenido que hacer para llegar a ese Equilibrio y que tu también puedes realizar para tener los mismos resultados?

Hay que seguir 7 PASOS:

Chakra raíz o MuladharaPASO 1: Se inspira en el primer chakra se llama Muladhara y es el chakra raíz o base, relacionado al color rojo y que se encuentra en la base de la columna-coxis, por debajo en el perineo. El significado de este chakra es la supervivencia, el derecho a existir, está relacionado con las habilidades del mundo físico, de qué modo interactuamos con lo material. Cuando está desequilibrado se tiene anemia, fatiga, dolor de espalda baja, nervio ciático, depresión, sensación de frío en las manos y en los pies, entre otros. En el coaching integrado lo relacionamos con la base del Ser, los cimientos de la persona. Así que se trabaja el conocimiento del propósito de vida, de la misión personal, los valores que nos acompañan durante nuestra vida diaria. A veces pensamos que somos libres de decidir, pero existen creencias y valores que nos limitan y es importante conocerlos antes que nada para tener más conciencia.

 

PASO 2: Está relacionado con el segunChakra Svadhisthanado chakra se llama Svadhisthana y es el chakra bazo, relacionado con el color naranja y que se encuentra por debajo del ombligo. Tiene el significado de sentimientos y sensaciones, habilidades en aspectos sociales e íntimos. Cuando está en desequilibrio hay desórdenes alimenticios, depresión, dolores en la espalda baja, asma o alergia, problemas urinarios o de tipo sexual como impotencia o frigidez. Por la relación que tiene con la emoción, la energía sexual y la creatividad, en el coaching integrado se conectan con las relaciones en pareja o con el entorno relacional. Es importante descubrir cómo nos relacionamos y en el coaching se va a profundizar no solo en tema pareja, sino mirando todos los roles de relaciones que tenemos, aclarando nuestro concepto de identidad. A veces no tenemos claridad de nuestros roles o del peso que es importante dar a cada uno de ellos en nuestra vida. Seguimos adelante atendiendo las urgencias sin considerar lo más importante. “Primero lo Primero” decía Stephen Covey. Tal vez eso se pueda aplicar también a las relaciones, dando claridad y prioridad entre las personas de nuestro entorno y creando un plan de acciones para cumplir con nuestros deseos. Somos seres sociales, vivimos para conectar. Tenerlo todo y no poder compartir, es algo que nos desgasta por dentro. Tal vez es importante encontrar la manera para crear esa conexión, lo único necesario es aprender a hacerlo, aclararse por dentro y actuar de manera consciente.

 

Chakra ManipuraPASO 3: Se vincula al tercer chakra se llama Manipura y es el chakra del plexo solar, color amarillo y que se encuentra por encima del ombligo, en el estómago. Está relacionado al poder personal, al derecho al pensamiento, confianza en uno mismo y poder del Ego, habilidad de tener autocontrol y tener humor. Cuando está desequilibrado hay problemas digestivos, úlceras, diabetes, constipación, nerviosismo, toxicidad, colitis y mala memoria. Por su relación con el control, el poder y la libertad propia, en el coaching integrado se traduce en nuestro poder y nuestra esencia real. Aquí se realiza el trabajo de conexión con la mejor versión de uno mismo y eso se puede lograr con las visualizaciones o la técnica que el actor utiliza para entrar en su personaje. Se trata de tener conciencia de lo que queremos lograr a nivel de aspectos interiores, poner foco y entrenar el cuerpo, los pensamientos, gestionar las emociones, sentir y Ser. Todo este trabajo es muy intenso y puede llegar a cambiar a la persona profundamente, siempre que se quiera de verdad lograr este cambio y se crea en la posibilidad de conseguirlo.

 

Chakra AnahataPASO 4: Tiene relación con el cuarto chakra se llama Anahata y es el chakra del corazón. Se relaciona con el color verde y se encuentra en el centro del pecho. Tiene que ver con las relaciones, el derecho a amar, perdonar, a la compasión, al autocontrol y a la adaptación a uno mismo. Si está en desequilibrio hay desorden del corazón y respiración, cáncer en el seno y corazón, dolor en el pecho, alta presión sanguínea, pasividad, problemas del sistema inmune, tensión muscular. En el coaching integrado su relación con el amor y la compasión lleva a un trabajo sobre el amor propio antes que hacia los demás. Para poder amar los otros tienes que estar lleno de amor hacia ti mismo. Por eso se trabajan las creencias, que son los obstáculos que muchas veces nos impiden amarnos. El cuarto chakra es también la puerta entre los primeros 3 chakras que son los más relacionados a la vida empírica y los otros 3 chakras más conectados con nuestra experiencia etérica.

 

Chakra VisuddhaPASO 5: Se vincula al quinto chakra, se llama Visuddha y es el chakra de la garganta, color azul y que se encuentra justo en la posición de la garganta. Se relaciona con la comunicación, auto expresión, habilidad de confiar, lealtad, organización y planificación. Si está desequilibrado hay problemas de tiroides, amígdalas, fiebre, resfriados, infecciones, problemas en la boca, mandíbula, lengua cuello, hombros. A veces hay desórdenes hormonales o hiperactividad. Por la relación que tiene con la auto expresión en el coaching integrado se trabaja la comunicación. Muchos piensan que comunicar es hablar. Luego descubrimos que solo el 7% de nuestra comunicación depende de las palabras, y toda la parte restante depende del cuerpo, del timbre, de la tonalidad, del volumen, de la expresión y muchos factores más.  Así que es importante explorar las maneras para expresarnos y comunicarnos con eficacia. Se empieza con la comunicación hacia uno mismo, la manera como nos hablamos y los términos que usamos en nuestro diálogo interior. Luego la forma en cómo nos expresamos con demás. También hay una parte de la Programación Neurocaligráfica que nos dice como nos comunicamos a través de la escritura y cómo podemos modificar un estado común simplemente cambiando nuestra manera de escribir.

 

Chakra AjnaPASO 6: Está relacionado con el sexto chakra se llama Ajna y es el tercer ojo que se encuentra entre los dos ojos, relacionado con el color índigo. Tiene que ver con la intuición, la introspección, la habilidad de autorrealización, la liberación de pensamientos. Si está desequilibrado hay deficiencias de aprendizaje, problemas de coordinación y pesadillas. Por la relación con su función de percepción extrasensorial y la intuición, en el coaching integrado trabajamos las visualizaciones, una herramienta potente para poder tener claridad sobre lo que queremos y que nos permite vernos desde fuera de nuestro entorno y manifestar también otras posibilidades de imaginar los hechos y las cosas.

 

Chakra SahasraraPASO 7: Se asocia con el séptimo chakra es el último y se llama Sahasrara. Corresponde a la corona y al color violeta. Tiene que ver con el conocimiento, con la dedicación a la conciencia Divina y la confianza con el Universo, la conexión al concepto de la Inteligencia Suprema y mira hacia la integración de nuestra parte consciente y subconsciente. En caso de desequilibrio hay dolores de cabeza, foto sensibilidad, desórdenes mentales, epilepsia, venas varicosas, alergia en la piel. Por su relación con la trascendencia de la consciencia y la conexión con la divinidad, en el coaching integrado trabajamos las aplicaciones de las leyes universales y los principios de unidad para que todo en nuestra vida pueda fluir con plenitud. Al final se descubre que todo es abundancia y que solo se puede lograr la felicidad después de todo el viaje interior de conciencia y de claridad.

Descubrir este camino me llevó a seguir la misión de mi vida que es despertar mi conciencia y ayudar a los demás a hacer lo mismo, con varias herramientas del mundo del desarrollo personal, artístico, teatral, musical, del mundo cuántico y más.

 

El coaching Integrado es un medio para llegar a la plenitud y hacia el Equilibrio integrado de los 4 cuerpos (físico, emocional, mental y etérico).

¿Quieres descubrir más sobre ese tema? Descarga gratuitamente un diagnóstico para saber tu estado actual.

La Paciencia

  • dani
  • mayo 8, 2018

Cuando llegué a vivir en San Sebastián me di cuenta de la diferencia que había con la ciudad de Milán. Había pasado desde el caos, la vida llena de estímulos y de cosas que hacer a una dimensión muy tranquila y sumergida en el contacto con la naturaleza. De hecho, el poder del mar, de las montañas, de la lluvia, del rio, me daba una sensación de vivir en otra dimensión.

Puedes entender cómo podía sentirme, yo que hacía mil cursos, que tenía una vida muy sumergida en la Milán by night con eventos fashion, de design, una intensa vida cultural y más. Hablando con Magdan, le expresaba esas ganas de hacer, de llenar mi tiempo con actividades y de sentirme lleno. Me chocaba la idea que uno que había vivido tan en plenitud podía sentirse tan a gusto en una ciudad tan tranquila. Un día me dijo claramente:

“Dani, tú has venido aquí a trabajar la paciencia”. Eso me dejó un poco descolocado. ¿Qué era la paciencia? ¿Por qué yo? ¿Para qué? Esa idea ha ido desarrollándose poco a poco y aprendí que, en realidad, la paciencia es una gran virtud que yo no tenía y que le había dedicado poco tiempo para que ella pudiera lucir en mí. Así que él me enseño como hacérmela amiga.

La paciencia es como una mujer, muy delicada y preciosa, que necesita mucha atención, muchos detalles, le encanta el silencio y los respiros hondos. Ella va más allá de lo que es la realidad. Cada vez que te llega la ansiedad por algo o la prisa de conseguir algo ya, si la miras es como si te acoge y te envuelve en una burbuja que te impide que esa presión te afecte. Es muy dulce y frágil al mismo tiempo. Se puede romper en cualquier momento. Así que se necesita de mucho cuidado y de mucha atención a para tratar con ella, porque es fácil que desaparezca”.

Cada vez que me sentía nervioso porque algo no iba como yo quería, aprendí a respirar hondo, a visualizar a esa mujer tan guapa y dulce y a darle mi atención: pedirle que se ocupara ella de mis asuntos para que yo pudiera estar tranquilo. Y eso que me enseño Magdan, lo llevo desde hace años conmigo y ahora me da igual lo que pueda pasar fuera, si todo va como yo quiero o todo lo contrario, porque ya tengo a esa amiga fiel que me acompaña y me asegura que todo saldrá bien.

Si quieres conocerla tú también, cierra los ojos y crea la imagen de tu paciencia, dale una cara, céntrate en su vestido lindo, siente la textura, acoge sus caricias de piel suave, párate a observarla y a disfrutar de su imagen y pídele lo que son tus deseos que te molestan y que te impiden estar tranquilo. Escucha su voz mientras te dice “Tranquilo, todo será lo que tiene que ser. Yo me ocupo de tus asuntos”. Y verás la diferencia.

Don y Talentos

  • dani
  • abril 30, 2018

Qué piensas que es vivir?

Si miras desde un punto de vista egoísta seria pasarlo bien de la manera que más nos agradezca. Vamos más en profundidad. Todo lo que hacemos es para estar bien con nuestro entorno. Y qué pasa si nuestro entorno está mal? Tú también como consecuencia estarás mal. Si estás en plena guerra, dime tú como puedes estar tranquilo. Es importante que todo lo que te rodea esté en equilibrio con lo que sientes, así que nuestro entorno influye sobre nuestro estado.

Llegando a este punto, es importante ser creativos para que lo que pasa a nuestro alrededor sea como nos gusta. Y eso lo logramos poniéndonos a servicio de los demás. Si tú vives en un castillo rodeado de gente pobre, seguro tendrás miedo a salir porque sabes que hay personas necesitadas que para estar bien miran a tus bienes. Si tú ayudas a los demás para crear una condición mejor, ellos estarán mejor y agradecidos por tus actos y tu estarás tranquilo de que nadie te hará algún daño, por lo contrario harán lo que hace falta para que tu estés mejor.
Qué nos dice todo eso? Que cuando sirves a los otros estás haciéndoles bien a ellos y al mismo tiempo te lo estás haciendo a ti mismo. Por eso cada vez que ayudamos a los demás nos sentimos tan felices. Estamos añadiendo valor y contribuyendo en algo tan grande que nos hace sentir grandes. Por qué gente como Madre Teresa servía a los enfermos? Eso la hacía sentir plena. Es esta plenitud que cada uno de nosotros busca. Y cada vez que por condicionamientos de la sociedad te cierras en lo tuyo y te sientes más egoísta, sientes esa sensación de apuro. Esta es la razón. Así que la claridad es lo que más te puede ayudar para centrar y encontrar la felicidad.
Ahora cómo podemos servir a los demás? A través de tu don, que es algo que te sale fácil, que tienes por nacimiento dentro y que consideras natural para ti. Luego elige la manera como utilizarlo y eso será tu talento. Eso se aprende, se desarrolla, se mejora y se elige con el corazón.
Por ejemplo, me puedo dar cuenta de que para mí es muy natural acoger, cuidar, porque tengo el don de la paciencia y de la atención al detalle por las personas. Ahora, hay varias maneras de poder utilizar ese don. Por ejemplo, con los niños que necesitan aprender y crecer o con las personas mayores. Para elegir hacia donde focalizar nuestro don, preguntamos a nuestro corazón, para que sea algo que vibra con nosotros mismos. Después vamos a aprender y vamos a desarrollar el talento. Eso sí que necesita tiempo y dedicación.

Así que el Don está en tu ADN, nace contigo y siempre está allí. El Talento necesita tiempo y enfoque para desarrollarlo.

Aclara cuál es tu Don y elige como desarrollar tu talento y tendrás claro el porqué viniste a este mundo, tu misión. Será tu brújula en el viaje de la vida.

Saca la mejor versión de ti

  • dani
  • abril 24, 2018

Estamos acostumbrados a lo que se considera la normalidad, a quedarnos con lo de siempre, asegurándonos lo esencial. Con la excusa de que somos personas sencillas que están satisfechas con poco, no subimos nuestras expectativas en la vida. Queremos ser normales, como los demás, así que trabajamos nuestras debilidades para equipararnos a los otros, no nos enfocamos en profundizar en nuestras fortalezas y eso nos lleva a la mediocridad.

En nuestra sociedad no tenemos la costumbre de la excelencia. Eso significaría centrarse y enfocarse en lo que mejor nos sale, lo que más nos gusta para ofrecerles a los otros algo especial, diferente. Lo que pasa por ejemplo en la escuela, donde una persona puede ser un excelente matemático, ¿para qué pretender que, al mismo tiempo, sea también muy bueno en literatura, arte o astronomía? Es importante tener una cultura general, pero es importante también respectar y canalizar la energía hacia donde fluye mejor. Crear frustración no sirve de nada y a nadie, solo empobrece a toda la sociedad.

Hay que cambiar manera de pensar, nuestros hábitos hacia la excelencia, hacia la calidad del tiempo que vivimos hacia lo mejor que podemos ofrecer a los demás. Hoy puede ser el día del cambio. Desde hoy quiero Ser mejor versión que ayer. Desde hoy me enfocaré en mis fortalezas. Desde hoy delegaré a otros para que cada uno haga lo que se les da mejor. Nadie sirve para todo, pero todos servimos para algo, que sea lo mejor que podemos ofrecer. Eso nos hará felices y aportará más a todo nuestro entorno.

También es importante entender que, cuando damos lo mejor, creamos una ola a nuestro alrededor y que cuanto más damos, más recibimos. Es una ley universal.

Tener guardados tus dones no te sirve de nada. Lo único que puede pasar es que tu habilidad en dar se deshaga y te quedes sin nada. El hábito de dar lo mejor es algo saludable en primer lugar para ti mismo. Cada cosa que haces, procura de hacerlo de la manera mejor que puedas, porque estás dando una orden a todo tu sistema: Ser lo mejor. Y no tienes que compararte con otros. Lo importante es la comparación contigo mismo. Se trata de estar en esa resonancia de querer lo mejor para ofrecérselo a los demás.

Tómalo como un entrenamiento. Piensa en el corredor de un maratón. Él cada día añade algunos kilómetros más a su entrenamiento. Trabaja su cuerpo y a la vez su mente. Fíjate en su constancia. El resultado dependerá de lo que habrá dado cada día. Y no pasa día que él diga que no es el momento para darlo todo, porque siempre es el momento adecuado para ser excelente.
Hay gente que te dice que todo eso es un estrés. Míralos. Donde están en su vida? Te has preguntado por qué gente millonaria sigue entrenando la excelencia? Ya no les sirve ganar más. La razón porque lo hacen es que ya es un hábito saludable para ellos, que les da energía y les hace sentir vivo. Puede ser que lo mejor de ti hoy sea correr la mitad del recorrido diario. No importa. Para ese día, eso es lo mejor. Lo importante es la intención.
Qué manera tenemos para ser nuestra mejor versión? Antes de todo, tienes que visualizarte. La claridad y la visión son lo que más pueden ayudarte en esta fase. Luego planificar. Y después dejarte acompañar por alguien que pueda ayudarte a comprender que tus creencias limitantes se pueden eliminar desde tu subconsciente y dejar espacio a la nueva programación. Una vez estés libre y tengas las ideas claras, la palabra mágica será: acción. No esperes a que pase algo excepcional para dar el primer paso.

Cuando elijas Ser tu mejor versión, encontrarás la ruta que más te conviene. Solo tienes que decidirlo y todo fluirá. Dirígete hacia la meta. No hay errores, solo aprendizajes. Acuérdate de que durante el camino hacia tu mejor versión pueden cambiar cosas en tu vida. Siéntete libre de aceptar esos cambios porque siempre son para bien.

Desapego

  • dani
  • abril 17, 2018

Hoy estaba pensando en cómo el apego muchas veces te hace esclavo.

A veces son apegos a cosas materiales. En ese caso, el hecho de que tus pertenencias puedan desaparecer de tu vida, te hace vivir en un estado de alarma, de inseguridad por perderlas. Y te hago unos ejemplos: si tienes un coche y te apegas mucho a él y le pasa algo, como una mancha en el sillón o unas rayas en el exterior, eso es capaz de arruinarte el día, de hacerte enfadar. Lo mismo si le pasa algo a tu ropa preferida o a algún objeto de tu casa. Ahora te pregunto: qué pasaría si te mancharas la camiseta que utilizas para hacer limpieza? Nada. Y eso por qué? Porque no hay apego, sabes que te sirve por un fin y cuando ya no te sirve, la tiras. Y si fuera así para todo lo que te pertenece? Si empezaras a pensar en que todo es útil, pero sin apego? Qué pasaría cuando le ocurriera algo a tus pertenencias? Pues nada. El mensaje que quiero transmitirte no es él de dejar de tener casa, ropa, coche, sino de dejar el apego. Pase lo que pase, eso no tiene que afectarte, porque tus emociones son las que cuentan más y sobre todo tu libertad, sobre todo hacia esas pertenencias.
Otras veces tenemos apegos a las personas. Conoces a alguien y quieres que se quede contigo para siempre. Eso qué te dice de ti? Que estás en la necesidad. Que tienes que apoyarte en alguien. Que sin los demás no eres nada. Te identificas con tu cuerpo físico, con tus pertenencias, con las personas que te rodean. Sin todo eso, no eres nadie.
A mí me pasó lo mismo. Mi vida eran mi trabajo, mi casa, mis familiares, mis amigos, mi pareja. Cuando lo dejé todo, me quedé sin nada de lo que para mí representaba mi mundo real. Y sabes qué? Me sentí libre.

Aprendí de Magdan que tenemos que disfrutar de las cosas y de las personas en el momento, sin ser esclavos del pensamiento de cuánto van a durar o de si algo se estropea. Tenemos que amar a la gente, sin pretender que estén siempre a nuestro lado. Tenemos que agradecer a nuestras pertenencias y acordarnos de que somos libres de ellas. Lo que descubrí es que la solución para trabajar el Desap-Ego está en la misma palabra, o sea en el Ego.

Hay que alejarse del Ego.

Eh si, porque cada vez que te centras en tu Ego, te identificas con él, pierdes tu verdad y te sientes solo, te apoyas en los que están a tu alrededor y luchas para que los otros no te lo quiten, sin entender que los otros eres tú. Así que cuanto más te alejas de tu Ego, cuanto más te acercas al concepto del Uno, de ser parte de algo más grande, menos sentirás el poder de las cosas y de las personas que te rodean. Sentirás la libertad de gozar de tu entorno y de dejar que todo fluya para que sea lo que tenga que ser.
Aparte del desapego físico y emocional, otro que puedes trabajar es hacia el aspecto más espiritual. Te pasa de comunicarte con Jesús o con los Santos y pedir, pedir y casi enfadarte porque no te escuchan? En realidad, es justo esa tensión de quererlo tener ya que bloquea el recibir lo que pediste. Así que puedes pedir, agradecer por la escucha y dejarte fluir. No apegarte al Ser espiritual para que cumpla con lo que le has pedido. Déjate fluir.
Un último desapego, entre muchos, que puedes trabajar es hacia los malos pensamientos. Fijarse en las cosas malas que nos han pasado, en pensamientos negativos, en cosas que nos quitan energía es una costumbre muy común. Cuál sería la solución ideal? Te hago una pregunta: sueles conservar la basura? Y te pones de vez en cuando a abrir el saco y a mirarlo por dentro? Eso te daría asco, verdad? En cambio, almacenar malos pensamientos y de vez en cuando retomarlos para hundirte en ellos, eso sí que lo haces sin temor, sin pensarlo. Imagina hacer una limpieza del pasado, olvidarte de los pensamientos basura que te hunden, acabar de hacer lo que tienes pendiente hace tiempo y tener toda la energía para empezar tu proyecto de vida. Cómo te sentirías? A ti la respuesta.

La Formula Del Valor

  • dani
  • diciembre 5, 2017

El otro día estuve en una conferencia de Víctor Küppers. Él nos habló de la fórmula del valor – V=(c+h)xa – y nos dijo que las personas valen por su conocimiento, sus habilidades y actitud, pero lo que mas descacaba era que nos acordamos de las personas mas por la ultima caracteristica, la “a” o sea por su manera de ser. De hecho la “c” de conocimiento y la “h” de habilidades suman, mientras que la “a” de actitud multiplica. Todo depende de la actitud. La persona más valorada y exitosa no es la que sabe más. Es la que tiene actitud de éxito y esto es cierto.
Cuando trabajaba en el Marketing, una vez mi jefe me comparó a otro compañero de trabajo y me dijo que mientras yo hacía un trabajo excelente vendiéndome poco, el otro que hacía la mitad que yo, con una actitud de exito, hacía que todos se centraran en él. Y eso le llevó mucho éxito.
Así que, contento de esta fórmula que nunca había escuchado, cuando regresé a casa conversé con Magdan, para ver si él que todo lo sabe, la conocía. Él me escuchó con muchas ganas y al final de todo lo que le expliqué, me dijo “Falta un elemento importante en esta fórmula. La que hace la diferencia de como tú vas viviendo esta vida”. No me lo podía creer. Además de conocer la fórmula él sabía que había un elemento importante que le faltaba. Yo no tenía idea porque la fórmula me parecía perfecta.

 

“Cuál es el elemento tan importante que le falta a la fórmula?” le pregunté. “La “C al cuadrado”. “Y qué es eso?” le pregunté. “La C de la Conciencia” me contestó. “Cuanto más estás conectado con tu Yo superior, tanto más estarás exitoso y abundante. Puedes escuchar tu voz interior que te guía y sin duda vas a actuar con la mejor opción que puedas. Además mientras la actitud multiplica, la C dobla al cuadrado. Así que cuanto más consciente eres, más libre y abundante te sientes y menos apegado estarás al juicio de los otros sobre tu valor y sobre lo que te rodea, porque verás con otra perspectiva todas las cosas. Y no hablarás de dinero sino de abundancia. No hablarás de éxito sino de equilibrio con tu Ser. No hablarás de objetivos sino de misión de vida. Esa es la diferencia que hoy en día es importante: tener conciencia”.

 
Me quedé toda la noche pensando. Magdan tenía razón. Cuanto más he seguido en mi vida a la voz de mi conciencia, tanto más he recorrido el correcto camino que me ha proporcionado la experiencia que quería vivir. Así que me gusta poder compartir esa Fórmula de Magdan contigo y preguntarte: en tu vida, cuáles elementos de la Fórmula estás valorando? Estás todo el día estudiando y creyendo que eso te hará más sabio y lleno? Estás trabajando en tus habilidades? Y qué tal tu actitud? Y tu Conciencia?
Comparte tu experiencia conmigo. Será un honor aprender de ti.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola